Una de las dudas que se les presenta a los usuarios a la hora de elegir la forma más adecuada para el transporte de sus mercancías, es escoger entre el transporte de carga fraccionada o carga completa. Para intentar resolver la duda, como empresa especializada en transporte de mercancías, vamos a ver las ventajas de la carga fraccionada.

¿Qué es la Carga Fraccionada o Grupaje?

Entendemos por carga fraccionada o grupaje, a la modalidad de transporte de mercancías en la que la empresa de transporte puede agrupar, manipular, embalar y clasificar, a su completa elección, la mercancía, de forma que el transporte resulte lo más rentable y sencillo posible. Además, la modalidad de carga fraccionada o grupaje permite a las empresas transportistas juntar varios pedidos de diferentes clientes, de modo que se puede completar el almacenaje al completo en el mismo trayecto.

Ventajas de la Carga Fraccionada o Grupaje:

Reducción de costes para la empresa

Una de las ventajas de la carga fraccionada está relacionada con el tema de los costes. Ya que con la carga fraccionada de mercancías, la empresa consigue reducir el coste de transporte al evitar posibles penalizaciones asociadas al no llenar todo el compartimento de carga del vehículo de transporte. Por otro lado, permite compartir el transporte de mercancías con otras empresas, por lo tanto, se puede reducir el coste correspondiente al dicho transporte, consiguiendo un margen mayor y mejor precio.

Más responsabilidad con el medio ambiente

Otra ventaja que ofrece la carga fraccionada es un transporte más ecológico y respetuoso con el medio ambiente. Si se unifican los pedidos y se comparte con otras empresas el grupaje, se evitan trayectos llenos a media capacidad, que con el tiempo, derivará en menos número de trayectos, y por lo tanto, menos emisiones contaminantes al medio ambiente.

Más seguridad en las entregas

Las empresas de logística nos esforzamos día a día por ofrecer las mejores opciones de entrega de mercancías, de la forma más fiable. En este sentido, con la carga fraccionada se aprovechan más los envíos, consiguiendo que el riesgo de imprevistos sea mínimo, además de garantizar mayor seguridad en la entrega de mercancías. Además, gracias al grupaje el número de transbordos de mercancía es menor y, por tanto, la mercancía sufre menos.

Mejor trazabilidad y seguimiento de mercancías

Uno de los grandes avances en el sector logístico, que beneficia tanto a empresas como a usuarios, es ofrecer la posibilidad de conocer en todo momento el seguimiento exacto de la ruta de la mercancía. Y como comentábamos en el punto anterior, con la carga fraccionada se hacen menos transbordos de vehículos, lo que hace más fácil su trazabilidad y seguimiento. Esto hace que sea más precisa la estimación de la fecha y hora de entrega de la mercancía.

Más flexibilidad en las entregas

La carga fraccionada hace que las entregas sean más flexibles, adaptando los envíos a la gran diversidad que demandan los usuarios en los envíos de mercancía. Además, el grupaje ofrece mayor adaptación a los posibles cambios de última hora, como el aumento o reducción de la mercancía. Por otro lado, los conductores familiarizados con la carga fraccionada están más acostumbrados a otros aspectos, como la incorporación de varios puntos de entrega durante la ruta o las descargas manuales de mercancía. Todo ello aporta una flexibilidad extra que juega a favor de las empresas.