En el transporte nacional terrestre se pueden movilizar todo tipo de mercancías. El transporte de mercancías frágiles puede resultar especialmente complicado por la facilidad con la que se puede dañar la carga. Te dejamos algunos consejos para que eso no pase.

¿Qué entendemos por mercancías frágiles?

Son aquellas mercancías que pueden dañarse con facilidad en el transporte. Los golpes, las caídas, la manipulación o las vibraciones durante el viaje pueden deteriorar el estado de estos paquetes.

Para el transporte de mercancías frágiles hay 3 momentoss críticos:

  • La carga y descarga.
  • Movimiento dentro del vehículo de transporte.
  • Almacenamiento.

Observar las especificaciones de la carga y prestar especial cuidado en estos tres momentos dentro de la cadena logística evitarán alterar las características de la carga.

Recomendaciones para el transporte de mercancías frágiles

La mercancía debe estar bien acondicionada para soportar todo el proceso desde la carga hasta la entrega al cliente. En la actualidad, existen numerosos materiales que pueden ayudarnos a proteger nuestra mercancía y asegurar que su estado.

Etiquetar el paquete con un mensaje de “frágil” o “manejar con cuidado”, no es suficiente para asegurar la mercancía. En general, se recomienda que el material que se utiliza para embalar directamente el producto tenga un grosor que supere los 50 mm. Es importante revisar las características de los materiales que vamos a utilizar para que su fortaleza, almohadillado y durabilidad se ajusten a lo que necesitamos. En la mayoría de casos, se utilizan cajas de cartón para transportar este tipo de mercancías.

Algunos materiales que se utilizan para el embalaje de mercancías frágiles son:

  • Espuma de polietileno expandido.
  • Protección de burbujas.
  • Film estirable con agujeros, diseñado para favorecer la ventilación de la mercancía.
  • Cojines de aire para amortiguar e inmovilizar la carga embalada en cajas.
  • Soportes de cartón o gomaespuma para proteger las esquinas.

Además de elegir el embalaje que mejor se adapte a la mercancía , una adecuada distribución de la carga en el camión puede evitar daños.

Algunos objetos que se consideran mercancía frágil

Electrodomésticos

Este tipo de mercancía suele tener unas grandes dimensiones por lo que necesitan un trato especial. La caja debe adecuarse al tamaño del objeto, ya que si sobrepasa sus dimensiones el objeto irá suelto dentro de la caja y si son pequeñas habrá mayor riesgo de rotura. Es importante, que el embalaje que se utilice para el interior recubra la totalidad del aparato y que sea resistentes al peso.

Tecnología

Este tipo de mercancía suele ser muy frágil ante cualquier tipo de golpe. La forma habitual de transporte es en cajas cerradas que protejan el objeto envuelto en su interior. A su vez, se introducen en cajas más grandes donde se puedan ajustar sin problema. En estos casos, la caja grande se rellena de plástico de burbujas para amortiguar los golpes.

Otros objetos frágiles

Aunque tengan la característica de frágil, el transporte de cada uno de ellos deberá ajustarse a las características concretas de ese producto. Instrumentos musicales, vajillas, muebles, obras de artes, etc. son algunos de ellos. Por lo general, los pasos a seguir son embalar adecuadamente el objeto y fijar el material a su estructura. Después, introduciremos los objetos en cajas que también contengan materiales que amortigüen los golpes.