El transporte de mercancías por carretera no deja de crecer y expandirse. Las empresas deben adaptarse a los diferentes tipos de carga, contando en sus flotas con vehículos adaptados. Un tipo de semirremolque muy utilizado son los denominados semirremolques basculantes, destinados sobre todo al sector de la construcción, la agricultura, la minería, el reciclaje y la chatarra.

 

Características de los semirremolques basculantes

También conocidos como bañeras o volquetes, este tipo de semirremolques presentan numerosas ventajas. Su uso suele estar destinado al transporte de graneles, cereales, abonos o productos voluminosos.

Suelen estar construidos en aluminio, que aportan solidez y estabilidad. Gracias a este material, son vehículos que ofrecen una gran longevidad y resistencia al desgaste, además de tener unos costes operativos muy bajos.

Su mantenimiento es fundamental para que sigan ofreciendo el mejor rendimiento. De esta forma, es necesario tener cuidado con las condiciones climatológicas a las que se expone el remolque, además del posible vertido de productos químicos que pueden dañarlo. Por lo general, la utilización de productos con composiciones ácidas, hacen que estos remolques queden como nuevos.

Están pensados para el uso diario, siendo una forma rápida y segura de transportar grandes cargas. Por otro lado, la opción basculante del semirremolque proporciona una forma fácil de descarga de dichas mercancías.

 

Transreyes incorpora semirremolques basculantes

Desde Transreyes Logística S.L. seguimos ampliando nuestra flota con la incorporación de dos semirremolques basculantes. El uso de estos vehículos irá principalmente destinado al transporte de “Subproductos Animales No Destinados Al Consumo Humano” (SANDACH). Este tipo de productos son materiales de origen animal, que por motivos sanitarios o decisión del operador, no se destinarán al consumo humano. Por ello, hay que poner especial atención al transporte y la trazabilidad.

Con estas incorporaciones el grupo Transreyes pretende ampliar los servicios ofertados, llegando a más clientes y pudiendo adaptarse a las características de las diferentes cargas.