Para ofrecer el mejor servicio al cliente hay que tener muchos factores en cuenta. Un descuido o no adaptarse a las características de la carga pueden convertir el trabajo en fracaso. Para evitar que cometas algunos de estos errores en el transporte de mercancías, te explicamos a qué debes prestarle más atención.

¿En qué debes fijarte? Principales errores en el transporte de mercancías

Nunca viene mal recordar algunos de los principales errores en el transporte de mercancías. Ya seas nuevo en el mundo del transporte o tengas años de experiencia, aquí te dejamos algunos aspectos que debes tener siempre en cuenta:

  • Ignorar las características de la mercancía: Lo primero que tienes que tener claro es qué vas a transportar. No necesitan los mismos cuidados una carga de productos perecederos como una carga de palés que transportan material de construcción. Para ello, tienes que analizar qué tipo de transporte es el que mejor se ajusta a las características de la mercancía y proporcionar el vehículo adecuado para su transporte (transporte refrigerado, transporte cisterna, etc.). Otro aspecto que tienes que valorar es si la carga deberá ser almacenada antes o después del transporte, ya que deberás valorar si cuentas con opciones de almacenaje o no, y si éste es el adecuado.
  • ¿Cómo es la entrega?: Antes de iniciar tu ruta debes valorar si conoces todas las características que conlleva la entrega de tu mercancía: si puedes llegar hasta el lugar de destino o hay restricciones horarias en la zona, si se necesitan vehículos especiales para la descarga, etc. Evitar estos contratiempos ayudarán a terminar el trabajo con éxito.
  • No atender al embalaje que necesita la carga para su transporte: Una mercancía que no ha sido bien embalada corre el riesgo de llegar a su destino en malas condiciones. Actualmente, existen numerosas opciones de embalaje que se adaptan a todos los tipos de cargas, sólo tienes que buscar cuál es la que necesitas.
  • ¿Cuánto pesa y ocupa la carga?: Además del embalaje, la distribución de la carga es fundamental para asegurarla en el transporte. Si conoces estas características de la mercancía tendrás más facilidades a la hora de acomodarla al vehículo.
  • No comprobar los datos de contacto: Aunque le puede pasar a cualquiera, es una pérdida de tiempo y dinero. No tener el número de teléfono, las direcciones escritas a mano, no especificar el horario de apertura del destino, la ausencia de las personas que tienen que recibir la entrega, etc., pueden ser algunos de los problemas que nos podemos encontrar. Antes de salir, asegúrate de tener toda esta información clara.
  • No usar las nuevas tecnologías: Que el transporte de mercancías cada vez está más conectado a la tecnología es una realidad. No utilizar las ventajas que ofrece en tus rutas es un atraso para ti y para el servicio que le das a tu cliente. Ya existen numerosas aplicaciones que te ayudan a planificar tu ruta, además de proporcionar un seguimiento de la mercancía en todo momento, entre otras muchas ventajas.