Seguramente habrás observado notables diferencias entre los camiones europeos y los camiones americanos, a simple vista, la principal característica de los camiones americanos destaca por su parte delantera o morro proyectado hacia delante, aunque como veremos en el siguiente artículo, existen muchas más diferencias entre ambos modelos.

Principales características de los Camiones Europeos

Camión Europeo

Las diferencias de los camiones europeos en cuanto a diseño son bastante notable respecto a los camiones americanos, empezando por el frontal, mucho más plano o chato. También hay que tener en cuenta que la normativa europea establece como límite de largo total autorizado los 16,5 metros. Además, debido a las irregularidades que presentan muchas de las carreteras y rutas europeas, el diseño de los camiones europeos está pensado para poder circular por este tipo de territorios, de esta forma se gana en maniobrabilidad y visibilidad.

En cuanto a la potencia, los camiones europeos presentan actualmente bastantes avances en cuanto a la reducción de los niveles de emisiones que la ley impone en Europa, por lo que, en los últimos años se han realizando numerosos esfuerzos para conseguir una disminución de CO2.

Otra diferencia es que por lo general, las rutas de los conductores o camioneros europeos suelen ser más cortas si las comparamos con las que suelen realizar en América. Igualmente, en Europa se suelen hacer descansos con más frecuencia, por lo que las cabinas de los camiones son más pequeñas, como mucho queda espacio para una pequeña cama.

En cuanto a la tecnología, los camiones europeos suelen ir provistos de lo último en tecnología y sistemas de navegación que permitan una mejor y más eficiente conducción a los profesionales del sector.

Principales características de los Camiones Americanos

Camión Americano

Los camiones americanos destacan por su diseño de cabinas anchas y rectas, con colores llamativos y cromados. Esta amplitud en las cabinas permite a los conductores llevar una pequeña vivienda en el interior.

Hay que tener en cuenta que las carreteras y vías americanas son mucho más rectas y anchas que en el continente europeo, lo que hace posible el diseño de este tipo de camiones. Otra de las diferencias de los camiones americanos es que el motor se ubica en el morro del camión, y las ruedas frontales ofrecen una mayor estabilidad gracias a que se encuentran situadas un poco más hacia delante que en los camiones europeos.

La cabina al ser más amplia y espaciosa, permite al conductor descansar mucho mejor. De hecho, son tan cómodas que están pensadas para que los conductores apenas tengan que salir al exterior y encuentren el máximo confort en el interior, ya que las rutas suelen ser mucho más largas que en Europa.

Otra característica diferenciadora tiene que ver con la velocidad, ya que los camiones americanos son más rápidos, mientras que los europeos son más potentes, por ser compactos y menos pesados.