En la anterior entrada de nuestro blog, en el sector del transporte el vehículo es la principal herramienta de trabajo. Por ello, es importante que conozcas todo lo necesario para el cuidado y mantenimiento de tu camión.

Más consejos para el cuidado y mantenimiento de tu camión

Con la atención necesaria, puedes mejorar el funcionamiento de tu camión además del servicio que ofreces. Aquí tienes algunas recomendaciones que te ayudarán con el cuidado y mantenimiento de tu camión:

  • Presión de las llantas y cambio de neumáticos: La presión adecuada para tu vehículo la encontrarás en el manual del fabricante. Revisa la presión de forma periódica (o sigue las indicaciones de los pilotes electrónicos con los que cuentan ya algunos vehículos). Recuerda hacerlo cuando estén fríos ya que la presión aumenta cuando se calientan al circular. Por otro lado, el cambio de neumáticos debes realizarlo cuando se aprecie un desgaste en las aristas y dibujos de la rueda. Evitar frenazos, o cambios bruscos en la dirección te ayudará a que se mantengan en buen estado por más tiempo.
  • Filtros del combustible y el aire: Mantener estos filtros en buenas condiciones ayudará a un mejor rendimiento de sus funciones. Por una parte, el filtro del combustible te ayuda a mejorar el rendimiento del motor y ahorrar combustible. También es aconsejable que el nivel del combustible esté siempre por encima de un cuarto de la capacidad del depósito. Por otra parte, mantener el filtro del aire limpio y cambiarlo según su uso mejorará su rendimiento del aire acondicionado de tu camión.
  • Limpiaparabrisas: Dependiendo del clima que deba soportar tu camión, el estado de los limpiaparabrisas empeorará de forma más o menos rápida. No esperes a que sea la temporada de invierno para comprobar qué no están en buen estado, ya que no sabes cuándo lo vas a necesitar.
  • Sensores: Con la incorporación de la tecnología al transporte es posible que tu camión cuente con diferentes sensores (temperatura, apertura, aparcamiento, etc.). Aunque su vida útil no tiene un tiempo estimado, es necesario que les hagas revisiones periódicas para comprobar su buen funcionamiento.
  • Luces: Es un elemento fundamental para la seguridad vial de cualquier vehículo. Llevar una luz fundida o en mal estado, no sólo puede acarrear una multa sino poner en peligro a otros conductores u ocasionar un accidente. Antes de iniciar un viaje, comprueba que todos los faros funcionan bien.