En días en los que las temperaturas empiezan a subir, el aire acondicionado se puede convertir en el mejor amigo del conductor. Para hacer el mejor uso, te dejamos algunos consejos de cómo utilizar el aire acondicionado de tu camión.

¿Qué debes saber del aire acondicionado de tu camión?

Para realizar un buen desempeño de la profesión, es necesario que el conductor se sienta cómodo durante la conducción. Gracias al desarrollo de las tecnologías y al avance del mercado, cada vez son más las comodidades que pueden presentar los camiones para que las horas dentro de la cabina sean más llevaderas. Uno de estos grandes avances ha sido la incorporación de sistemas de aire acondicionado o climatizador. Estas son algunos de los aspectos que tienes que tener en cuenta sobre el aire acondicionado de tu camión:

  • Utiliza las ventanillas. Aprovecha las condiciones meteorológicas del exterior. Aun en verano, las primeras horas de la mañana y las últimas de la noche hacen que la temperatura baje. Si estás conduciendo durante las horas del día más calurosas, abrir las ventanas ayudará a que salga de la cabina mientras el aire acondicionado empieza a refrescar el espacio. Con esta acción, le ahorras trabajo al sistema de refrigeración y evitamos forzarlo.
  • Ajusta la temperatura. Para que el sistema funcione correctamente, procura programar una temperatura que sea agradable, sin llegar a los extremos. Regula la temperatura para que oscile entre los 22 y 24 ºC. Por otro lado, si acabas de entrar en la cabina puedes aumentar el flujo de aire, para una vez que se haya reducido la temperatura inicial, bajarlo.
  • Cuida el mantenimiento del sistema. Acude con regularidad a tu taller para recargar el aire acondicionado y asegúrate de que no se produce ningún fallo.
  • Limpia las entradas y salidas de aire. Tener estas zonas limpias, además de los filtros hará que el sistema se mantenga limpio y sin polvo o partículas que puedan afectar a su mantenimiento.
  • Malos olores. Que aparezcan malos olores en tu aire acondicionado puede ser porque se haya introducido algún elemento extraño en el mecanismo o el sistema pueda estar sufriendo algún tipo de avería. Es recomendable que en este caso lleves tu camión a una revisión para evitar que se puedan acumular hongos en la caja de aires o otros problemas.